Maldito Chromecast

Foto de davedugdale (CC BY-SA)

1. Chromecast no reproduce ciertos formatos de vídeo o audio

Chromecast soporta una serie de formatos multimedia que puedes consultar en la página de Google Supported Media for Google Cast. Verás que no aparece en ningún momento las siglas AVI o MKV. Sin embargo, puedes reproducir ciertos archivos de vídeo AVI o MKV con determinados programas. ¿Cómo se explica eso?

Primero hay que aclarar que no es lo mismo un contenedor de vídeo que un códec de vídeo. Ejemplos de contenedores de vídeo son AVI, MP4, MKV o MOV  y ejemplos de códecs son H.264, MPEG-2 o VP8. Un contenedor de vídeo puede incluir varios ficheros de vídeo y audio así como códecs distintos (para el audio y el vídeo). También puede incluir subtítulos. El códec de vídeo es el encargado de comprimir y descomprimir el vídeo que se quiere ver. Cuando reproduces un vídeo, hay un códec que está descomprimiendo (o decodificando) la información del fichero para mostrarlo en pantalla.

Si tienes un archivo de vídeo MKV que usa códecs de vídeo y audio compatibles con Chromecast, podrás reproducirlo directamente (por ejemplo códec de vídeo H.264 High Profile Level 5 y códec de audio MP3). En caso contrario no podrás reproducir de forma nativa ese archivo. Pero no pierdas la esperanza, aún te queda una bala en la recámara: la transcodificación de archivos.

Transcodificación de archivos multimedia

Transcodificar significa convertir un formato de vídeo en otro compatible con el receptor, en este caso Chromecast. Por ejemplo un vídeo con códec VP9 se transcodifica a otro con códec VP8 y se puede ver en Chromecast.

Algunas apps como Photo Cast for Chromecast para iOS permiten reproducir vídeos que Chromecast no soporta porque antes los transcodifican. Eso implica tener que esperar un rato antes de poder ver el vídeo. Lógicamente, cuánto más grande sea el vídeo, más tardará en transcodificarlo.

Pero la transcodificación se usa más a menudo cuando tienes un servidor Plex con archivos multimedia de todo tipo y usas su app para Android o iOS para reproducir esos ficheros en Chromecast. El servidor Plex lo instalas en un ordenador con Windows, Mac OS X, Linux o Free BSD o en un servidor NAS compatible con Plex. Diría que si lo instalas en ordenador, puedes activar la transcodificación de archivos sin problema mientras que si lo instalas en un servidor NAS, dependerá de si este soporta la transcodificación de archivos o no.

2. El streaming que recibe Chromecast se corta menudo

Puede haber varios motivos para este problema pero uno que he detectado muy común es que tengas conectado el Chromecast al puerto USB de tu televisor. En algunos casos, parece que la corriente eléctrica que suministran algunos televisores por USB no es suficiente o da problemas y Chromecast tiene pequeños cortes en la recepción de vídeo.

La solución consiste en conectar Chromecast a un enchufe de pared. El inconveniente es que siempre estará conectado, se calienta bastante y gastas un poco más en factura eléctrica (alguien calculó que unos 7 euros al año). La ventaja es que si tu televisor soporta el estándar HDMI CEC podrás incluso encender el televisor automáticamente al enviar contenido a Chromecast (lo expliqué en 12 usos de Chromecast poco habituales y algo sorprendentes).

Otra posible causa para que se corte el streaming de Chromecast es que reciba una señal demasiado débil de la red Wi-Fi. Google recomienda una distancia màxima de seis metros entre Chromecast y router Wi-Fi. Puedes probar a usar el mini cable extensor HDMI que viene con Chromecast. Puede ser útil para televisores con conector HDMI lateral, entonces asomará un poco más y quizá reciba mejor señal Wi-Fi.

Mini cable extensor HDMI para Chromecast

Chromecast conectado al mini extensor HDMI

Si los conectores HDMI están detrás, el mini cable extensor HDMI hará poca cosa. En estos casos puedes comprar un cable HDMI macho hembra más largo (como el LogiLink CH0057 de 3m por 8,36 euros) . Si ya tienes un cable HDMI macho-macho entonces con un simple adaptador HDMI hembra a HDMI hembra podrás conectarlo al Chromecast sin problema.

Si tienes el Chromecast a varias habitaciones de distancia del router Wi-Fi, entonces te recomiendo que compres un repetidor Wi-Fi para que te llegue mejor la señal. No lo he probado pero este es el más vendido en Amazon y con 4,5 estrellas de puntuación sobre 5: TP-LINK TL-WA854RE – Extensor de red WiFi/WiFi Booster (N300, Repetidor, WPS, enchufable a la pared), precio 21,95 euros.

Quizá la señal Wi-Fi llega perfectamente a Chromecast y se te corta el streaming a menudo. Últimamente se quejan varios usuarios de apps como Lets Luk, Series Droid o TV Sofa que se les corta mucho cuando ven películas o series, sobre todo por la noche. El problema es que los servidores de enlaces se saturan con tanta demanda y la conexión empeora.

3. Chromecast produce interferencias con los canales de mi televisor

El motivo es el mismo que en el punto anterior. Hay que desconectar Chromecast del puerto USB del televisor y conectarlo al enchufe de pared. Si esto no funciona, usar el mini cable extensor HDMI o un cable HDMI de mayor longitud.

4. No aparece el icono de Chromecast en mi aplicación

Chromecast y el dispositivo desde el que envías contenido tienen que estar en la misma red WiFi. Me ha pasado alguna vez que tenía el Wi-Fi desactivado en el iPhone y no me aparecía el icono de Chromecast en YouTube hasta que me daba cuenta del problema y volvía a activar la Wi-Fi. En otras ocasiones en las que tenía más de una Wi-Fi y tenía el tablet en una red y Chromecast en otra, lógicamente no podía enviar contenido hasta que usaba la misma red.

Pueden haber más motivos para que no veas el icono de Chromecast en una aplicación. A veces pueden ser problemas pasajeros que se solucionan reiniciando la aplicación, smartphone o tablet, Chromecast e incluso el router. Otras veces, tocará investigar a fondo para descubrir el verdadero problema.

5. Me sale un error al configurar Chromecast desde ordenador de escritorio

Para configurar Chromecast hay que usar la aplicación oficial de Google que está para Android, iOS, Mac OS X y Windows. Si lo haces desde ordenadores de escritorio, tendrás que configurar Chromecast conectado a la red Wi-Fi.

Chromecast error conexion wifi desactivada

En su día probé de configurar mi segundo Chromecast desde un ordenador con Mac OS X conectado por cable Ethernet a mi red local y me apareció este error. Tuve entonces que desconectar el cable de red y activar la conexión Wi-Fi, entonces pude configurarlo sin problema.

6. Chromecast no funciona en la red Wi-Fi de mi trabajo

En mi instituto tenemos tres redes Wi-Fi. Una de ellas utiliza WPA Enterprise, esto significa que cada persona accede con su cuenta de usuario y contraseña. Este tipo de redes no funcionan con Chromecast. Las otras dos redes Wi-Fi son de tipo WPA2 PSK (Pre Shared Key, Clave Pre Compartida). Vamos, la típica contraseña que es la misma para cualquier persona que quiera acceder a la red inalámbrica. Pues tampoco puedo usar Chromecast porque hay un cortafuegos que capa la mayoría de puertos TCP y UDP.

Chromecast necesita una red Wi-Fi en la que se puedan usar sin problema los siguientes puertos:

  • HTTP (TCP, 80)
  • HTTPS (TCP, 443)
  • DIAL (UDP, 1900)
  • MDNS (UDP, 5353)

Y en la que se puedan hacer peticiones de tipo Multicast (enviar a varias direcciones simultáneamente). Si la configuración de la red Wi-Fi bloquea alguno de estos puertos o las peticiones Multicast, Chromecast no funcionará. En ese caso tienes dos opciones:

  1. Hablar con el administrador de la red y pedirle que haga los cambios necesarios para que funcione Chromecast.
  2. Usar un router tuyo conectado a la red de cable que actúe como punto de acceso Wi-Fi para Chromecast. En mi caso lo solucioné usando mi Raspberry Pi como punto de acceso Wi-Fi.

7. No puedo usar Chromecast en hoteles

Es habitual que en las redes Wi-Fi de hoteles uno tenga que autenticarse en la página de un navegador web para poder conectarse a Internet. Chromecast no puede autenticarse así que no funciona en hoteles a no ser que hagas algún apaño. Una solución que comenté consiste en configurar un portátil con Windows 7/8 o Linux como punto de acceso para Chromecast. Desde el navegador del portátil te autenticas a la red Wi-Fi del hotel. Además, el mismo portátil crea una red Wi-Fi nueva para que Chromecast se conecte.

Otra posible solución consiste en averiguar la dirección MAC de Chromecast (la puedes ver desde la aplicación oficial Chromecast de Google) y cambiarle la dirección MAC al portátil desde donde te autenticas. El proceso es el siguiente (traducido de esta página):

  1. Conecta el Chromecast y completa los pasos de configuración hasta que aparezca la dirección MAC.
  2. Desconecta el Chromecast.
  3. Utiliza un programa que permita cambiar la dirección MAC de tu portátil, asígnale la dirección MAC que tiene el Chromecast.
  4. Abre un navegador web y completa el proceso de autenticación a la red del hotel.
  5. Reestablece la dirección MAC del portátil a su dirección original (reiniciando vuelve a su estado original).
  6. Haz la autenticación a la red del hotel con la dirección MAC original del portátil.
  7. Conecta el Chromecast.

En muchos casos, el hotel guarda la dirección MAC del dispositivo desde el que se ha hecho la autenticación a la red y permite acceder a Internet a dichos dispositivos. Con los pasos anteriores, hacemos creer a la red del hotel que Chromecast se ha autenticado.

Hay que decir que en algunos casos, la red Wi-Fi del hotel tiene habilitado el Aislamiento de punto de acceso. Esto se hace para aumentar la seguridad de los clientes y evitar que se puedan ver entre sí con otros usuarios conectados a la red Wi-Fi. El problema es que Chromecast no funciona entonces. En ese caso, si el hotel tiene conexión de cable, puedes llevar un router o una Raspberry Pi y que actúe como punto de acceso, tal como he indicado en el apartado anterior.

***

Tengo más problemas y errores que surgen con Chromecast que iré publicando más adelante. Si tienes algún problema que quieras comentar, deja un comentario a esta entrada, explícamelo en Twitter o escríbeme un mensaje a info [arroba] el dominio de este blog.

Nota: Este artículo tiene una licencia Creative Commons con las siguientes condiciones: Atribución, Compartir igual (BY-SA)